El O3 (OZONO) es una molécula muy inestable que se descompone rápida y espontáneamente, existiendo en muy bajas concentraciones a nivel de la troposfera (capa de la atmósfera más cercana a la corteza terrestre) por lo que para su utilización en necesario la “fabricación” in situ a través de generadores de ozono.

Es un potente germicida que destruye toda clase de virus – coronavirus, bacterias y hongos, no permitiendo su desarrollo.

“Con el aire respiramos la mayor parte de nuestras enfermedades, en contacto con el Ozono, los microbios quedan quemados y las toxinas destruidas” (Instituto Pasteur)

Convierte ambientes contaminados en oxigenados, respirables y descontaminados.

“Eliminando las impurezas del aire al esterilizarlo con Ozono se elimina el 98% de las probabilidades de contraer enfermedades infecciosas” (Renaud Laport)

Formación del Ozono

El Ozono es un compuesto natural que se genera por la acción de la luz solarsobre el oxígeno atmosférico (en la estratosfera) o durante las tormentas eléctricas (en la troposfera), siendo el responsable del aroma a fresco del aire.

Existen varias formas de generar Ozono de forma artificial:

  • La primera de ellas es haciendo saltar una chispa que convierta el oxígeno (O2), presente en el aire, en Ozono (O3).
  • Una segunda forma de generarlo es mediante la utilización de lámparas de rayos ultravioleta.

A través de generadores de ozono y con cualquiera de los dos sistemas, podemos conseguir Ozono tanto para uso doméstico como para uso industrial, en cualquier ambiente aéreo o acuoso.

El Ozono es un gas inestable que se descompone rápidamente (+/- 30 mins.) lo que obliga a su generación “in situ” no siendo posible su almacenamiento.

Desinfección de Alto Impacto para eliminación de virus – coronavirus, bacterias, mohos y esporas.

Riesgos

El Ozono está catalogado, toxicológicamente, como gas irritante, en concentración elevada y tiempo de exposición elevado.

Es posible convivir en presencia de bajas concentraciones de ozono (Según la OMS, inferiores a 0,05 ppm para jornadas de 8 horas y trabajo ligero), pero en estas concentraciones no es posible garantizar una desinfección de Alto Impacto.

Para una desinfección total es necesario conseguir concentraciones elevadas > 0,5 ppm, lo que debe hacerse SIN PRESENCIA de personas.

Visita la Tienda on-line para la compra de generadores de ozono o llámanos al91 639 91 59.

Beneficios

El ozono es un potente y rápido DESCONTAMINANTE (elimina los compuestos químicos perjudiciales – COV´s), DESINFECTANTE (destruye virus, bacterias, mohos, esporas…) y DESODORIZANTE (acaba con las partículas causantes del mal olor). ¿Sabías que el ozono es el desinfectante natural más eficaz y rápido, entre 600 y 3.000 veces más rápido que el cloro?

¿Sabías que no deja residuos ni subproductos y es respetuoso con el medio ambiente?

¿Sabías que el ozono posee numerosas propiedades beneficiosas para la salud?

> Purifica y oxigena el aire y el agua.

> Elimina todo tipo de olores y sabores orgánicos y/o químicos.

> Elimina los detergentes, pesticidas y colorantes tan dañinos.

> Desinfecta y esteriliza tanto ambientes aéreos como acuosos.

> Potabiliza el agua dejándola libre de bacterias y virus.

> Prolonga la vida de los alimentos perecederos.

El Ozono es un potente descontaminante y desodorizante además de un gran Virucida, Bactericida, Fungicida y Esporicida.

En AIRE

El ozono es utilizado para diferentes tipos de tratamientos:

1º Efecto DESCONTAMINANTE: Elimina de forma rápida y eficaz los compuestos químicos volátiles (COV´s) o depositados sobre superficies tan perjudiciales para la salud generados tras siniestros de incendio, vertido de hidrocarburos o ambientes contaminantes.

2° Efecto DESODORIZANTE (eliminación de olores):

El Ozono es uno de los mejores desodorizantes naturales que se conocen. Posee la particularidad de destruir los malos olores atacando directamente sobre la causa que los provoca. Destruye el olor, no lo enmascara. El Ozono, por oxidación, destruye los componentes volátiles orgánicos e inorgánicos causantes del olor.

3° Efecto DESINFECTANTE:

Mediante la aplicación de tratamientos de ozono se pueden eliminar los microorganismos existentes en un ambiente determinado. Es uno de los agentes microbicidas más rápido y eficaz que se conoce.

El ozono actúa contra:

> Bacterias (efecto bactericida)

> Virus (efecto virucida)

> Hongos (efecto fungicida)

> Esporas (efecto esporicida)

El Ozono es un gas inestable que se descompone rápidamente (+/- 30 mins.) lo que obliga a su generación in situ no siendo posible su almacenamiento.

En AGUA

Desinfectante: El Ozono en agua posee un fuerte poder desinfectante. Frente al cloro, el Ozono actúa en la desinfección de 600 a 3000 veces más rápido sin generar subproductos.

Presenta las siguientes ventajas:

> Elimina el color causado por el hierro, manganeso o materia carbonosa, los olores y sabores debidos a la existencia de materia orgánica.

> Reduce la turbiedad. Puede eliminar detergentes y substancias tensoactivas no biodegradables.

> El ozono es un poderoso desinfectante. Mata bacterias patógenas, inactiva virus y microorganismos no sensibles a la desinfección con cloro.

Mediante el tratamiento con ozono conseguimos en el agua:

> Degradación de sustancias orgánicas.

> Desinfección. Inactivación de virus.

> Mejora del sabor y olor.

> Eliminación de colores extraños.

> Eliminación de sales de hierro y manganeso.

> Floculación de materias en suspensión.

> Eliminación de sustancias tóxicas.

> Desestabilización de materias coloidales.