Piscinas y spas

 

Piscinas y spas

 

El uso de ozono es altamente aconsejable para la purificación del agua de piscinas y spas, ya que es entre 600 y 3000 veces más eficaz y rápido que el cloro, pues se necesita mucha menos dosis para realizar el mismo trabajo, con la ventaja de que no genera sales inorgánicas ni productos tóxicos en el agua.

 

El ozono ataca los microorganismos (bacterias, virus, hongos…), acaba con los compuestos orgánicos que le dan apariencia turbia al agua, y parte del ozono que no reacciona destruyendo microorganismos o eliminando contaminantes luego se descompondrá aumentando la concentración de oxigeno en el agua.

 

En esta línea, evita la aparición o destruye las algas, que son las causantes del color verdoso del agua en las piletas y pueden ser eliminadas fácilmente con nuestros generadores de ozono especiales para piscinas.

 

Además, Ozono3 también tiene material específico para las instalaciones de aseo personal existentes, como las duchas, que son frecuentados por un gran número de personas y que suelen ser objeto de infecciones diversas como pueden ser hongos, legionela… Las prestaciones del ozono están indicadas para eliminar estos peligros por medio de generadores de ozono aéreos, los cuales eliminarán todas las circunstancias descritas con anterioridad, generados unos espacios libres, sanos, frescos y acogedores.